Se conoce como maicillo al producto de la meteorización de rocas graníticas del batolito costero y es uno de los suelos residuales más comunes y abundantes en Chile. El batolito costero es una gran masa de roca intrusiva que se ha formado en paralelo a la zona de subducción, a partir del enfriamiento del magma a varios kilómetros de profundidad y que se emplaza a lo largo de la cordillera de la costa desde Valparaíso hasta la Cordillera de Nahuelbuta en el sur de Chile.

Una herramienta muy potente para estudiar este tipo de materiales es la macrofotografía. Con algunos implementos simples como un anillo de luz (construido con led) y una cámara fotográfica se pueden obtener excelentes resultados (Figura 1).

Figura 2. Anillo de luz para microfotografía de arenas

El método de fotografía consiste en realizar diferentes tomas de la muestra de suelo (36 en este caso), variando solamente el enfoque de la cámara. Con esto se logra obtener diferentes zonas de la fotografía enfocadas en cada toma. En la figura 2 se muestran 3 de ellas. En la imagen de la izquierda se observa enfocado tanto el fondo como los granos mas pequeños cercanos al fondo. En la imagen central se observan enfocados la mayor parte de los granos de la zona media. Y en la fotografía de la derecha los granos mas cercanos a la lente (los mas grandes y los superiores) aparecen enfocados.

Figura 2. Tres de las 36 fotografías utilizadas para el Maicillo de Nahuelbuta

Con las 36 tomas listas y mediante software que permite rescatar la zona enfocada de cada toma, se logra una fotografía única conformada por la totalidad de las tomas. Esta técnica permite aumentar la profundidad de campo de tomas individuales.

Además se puede obtener (a partir de la fotografía) una representación tridimensional del objeto que se ha fotografiado, como se muestra en el siguiente video.